Green Finance Lac LogoLa Plataforma de Financiamiento Verde de América Latina y el Caribe (GFL) es una plataforma de intercambio de conocimientos que se ha desarrollado para responder a la demanda de los bancos nacionales de desarrollo (BNDs), instituciones financieras del sector privado y los diversos actores de los mercados de capital.
 

Nuestra Misión

Promover Instrumentos Sostenibles para el Desarrollo mediante el intercambio de conocimientos sobre financiamiento verde entre actores del sector público y privado del mercado financiero, y actores de mercados de capital.

Fundamentar

Responder a la demanda de los bancos nacionales de desarrollo (BND) y otros actores institucionales del mercado financiero del sector privado y actores de mercados de capital para compartir información y conocimientos sobre financiamiento verde.

Comunicar

Las últimas tendencias y prácticas en el desarrollo y promoción de estrategias de financiamiento verde y mecanismos innovadores de distribución de riesgos

Expandir

Fomentar las inversiones del sector público y privado en acciones climáticas y a la implementación de la contribución determinada a nivel nacional en el marco del Acuerdo de Paris, así como también al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en especial el ODS 7.



Los mercados en juego

Energía

La región de América Latina y el Caribe es, en conjunto, rica en recursos energéticos, renovables y no renovables, incluyendo fuentes fósiles, hidroelectricidad, biocombustibles, eólica, solar y geotérmica. En la región radican algunos de los más dinámicos mercados de energías renovables del mundo, con más de un cuarto de la energía primaria proveniente de fuentes renovables, lo que representa alrededor del doble del promedio global. La complementación entre la hidroelectricidad, de la que muchos sistemas eléctricos en la región dependen, y las fuentes variables de energía renovable, constituye un factor clave para la expansión de las energías renovables. Los países de la región están avanzando en esfuerzos de diversificación de sus sistemas eléctricos y están trabajando en la instauración de ambientes habilitadores -políticos y regulatorios- más apropiados para la necesaria transición energética. Sin embargo, la riqueza energética existente no está distribuida uniformemente. Unos 34 millones de personas en la región aún carecen de acceso a modernos servicios de electricidad, en tanto que las importaciones de combustibles fósiles suelen tener un gravoso impacto presupuestario, en particular en algunos de los países más pequeños.

Siguiendo su estrategia sectorial, el BID da asistencia a los países miembros con el objeto de poder expandir la cobertura y la calidad de los servicios energéticos, tales como la electricidad y el gas natural, y ampliar y diversificar sus fuentes de energía en el contexto de las restricciones de carbono. También financia programas para mejorar la eficiencia energética y con ello hacer las economías mas competitivas, a la vez que para impulsar la integración energética transfronteriza. Estos esfuerzos permiten además contribuir a expandir la inversión privada en acciones climáticas y a la implementación de la contribución determinada a nivel nacional en el marco del Acuerdo de Paris, así como también al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en especial el ODS 7.

Industria

La industria manufacturera es decisiva en los procesos de desarrollo de los países de la región. La industria es una fuente importante de puestos de trabajo y de desarrollo económico. El sector manufacturero crea más del 10% del empleo en América Latina y el Caribe. Aunque algunos países de LAC han logrado escalas de producción que los hacen competitivos internacionalmente, aun en un contexto económico global desfavorable, debido a los nuevos patrones de globalización y la desaceleración de ritmo del comercio, estos países necesitan todavía recorrer un largo camino para lograr el nivel de productividad, eficiencia e innovación necesarios para impulsar el desarrollo del sector a mediano y largo plazo. La productividad de las empresas en América Latina y el Caribe es de vital importancia para poder competir en el futuro de manera sostenible, continuar creando empleo a lo largo de la cadena de valor, y reduciendo el impacto de la actividad manufacturera sobre los recursos naturales.

Con ese objeto, el Grupo BID financia empresas y proyectos sostenibles para que alcancen resultados financieros y maximicen el desarrollo económico, social y medio ambiental en la región. Para eso se tienen en cuenta aspectos ambientales y sociales, de igualdad de género, de cambio climático y de gobernanza corporativa.

Vivienda

En este ámbito el BID trabaja en facilitar el acceso universal a viviendas de calidad, haciendo frente a las brechas cuantitativas y cualitativas que existen en el sector, en particular las relacionadas con la implementación de programas de viviendas inclusivas.

Complementariamente, dado el elevadísimo nivel de urbanización en la región de América Latina y el Caribe, que seguirá aumentando, el Banco promueve acciones para aumentar la resiliencia de las ciudades, preservando el capital social instalado en viviendas, y protegiendo los ambientes naturales y construidos y los singulares legados culturales de los dinámicos espacios urbanos de la región; para desarrollar estrategias para el manejo del riesgo urbano y de la infraestructura social; la integración urbana y social de los asentamientos precarios e informales; la revitalización de áreas centrales degradadas y vacíos urbanos subutilizados; para el desarrollo de estrategias de mitigación en programas de vivienda y para el financiamiento sostenible de la infraestructura.

Transporte

El rápido crecimiento poblacional, la elevada tasa de urbanización, y el uso muy extendido de vehículos con motor de combustión interna, han generado grandes desafíos en la movilidad, en particular en las áreas urbanas de América Latina y el Caribe. El sector Transporte es pues de crucial importancia para el desarrollo sostenible. Los gobiernos de la región están trabajando en acortar la brecha entre la oferta y la demanda de transporte, proveyendo la mas amplia cobertura geográfica y sistemas que operen de manera segura, accesible y favorable para el ambiente. Varios países y ciudades de la región están realizando acciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes del transporte y, a la vez, reducir la contaminación local, como lo demuestra la evolución de los sistemas de transporte rápido o la creciente introducción de vehículos eléctricos en los sistemas de transporte publico. Estas transformaciones son claves para la sostenibilidad del transporte, pues los sistemas mediante redes privadas de buses son el principal modo de transporte de pasajeros de región.

La División de Transporte del Banco Interamericano de Desarrollo persigue el objetivo de promover el desarrollo económico y la calidad de vida de los habitantes de la región a través de actividades de transporte y su infraestructura que se desenvuelvan de manera eficiente, accesible, sostenible y segura.

Agriculture

América Latina y el Caribe es la región que lidera las exportaciones netas de alimentos y un proveedor clave de bienes públicos ambientales globales como biodiversidad o bosques. También es un exportador neto de commodities agrícolas básicos. En consecuencia, la región tiene un papel crítico para el logro de la seguridad alimentaria global y para la sostenibilidad. Para alcanzar esos objetivos en el largo plazo son necesarias políticas robustas, inversión en investigación y desarrollo, el desarrollo de la infraestructura y una robusta gobernanza de los abundantes recursos naturales de LAC. Es preciso poder continuar aportando a la seguridad alimentaria, disminuir la vulnerabilidad sectorial frente al cambio climático y contribuir a su mitigación. Las emisiones de gases de efecto invernadero de LAC provenientes de la agricultura representaban alrededor del 19% de las emisiones totales de la agricultura a escala global de lo que se desprende la importancia de enfrentar el cambio climático y adoptar senderos de sostenibilidad de largo plazo.

Desde el BID se busca acelerar el crecimiento y la producción agropecuaria en América Latina y el Caribe y al mismo tiempo promover el manejo eficiente y sostenible de los recursos naturales con el fin de mejorar la seguridad alimentaria, elevar los ingresos de las poblaciones rurales, y reducir la pobreza.

Forests

Los bosques de América Latina y el Caribe cubren casi la mitad de la superficie terrestre de la región. Los bosques suministran productos y servicios que contribuyen al desarrollo socio-económico y a la protección del ambiente y a la provisión de servicios eco-sistémicos críticos. Son esenciales para la vida de millones de personas en la región, principalmente de las comunidades rurales y aquellas en situación de pobreza, pues proveen alimentos y otros productos no madereros, e importantes servicios eco-sistémicos. El manejo forestal sostenible y la conservación de los bosques son esenciales para el logro de los ODS en la región. Asimismo, las emisiones provenientes del uso de la tierra, cambio de uso de la tierra y forestación de la región alcanzaban a casi la mitad de las emisiones globales de GEI en el 2011.

El BID, por su parte, en este ámbito procura asegurar el mantenimiento y mejoramiento de los bosques con el fin de aumentar la producción a la vez que la productividad del sector, evitar la deforestación y la degradación de los bosques y disminuir su vulnerabilidad frente a los impactos del cambio climático, con debida consideración para la función que los bosques cumplen en la protección del medio ambiente, del clima global y como sustento vital para varios grupos.

Servicios

Hoy en día, los servicios representan alrededor de dos tercios del valor agregado total mundial. Los servicios son el sector predominante de las economías de América Latina y el Caribe (LAC), en términos de su contribución al producto y al empleo, representando el 70% del PIB y 62% del empleo total en 2015, aunque hay diferentes estimaciones sobre el nivel de esa participación. El papel de este sector en las economías de la región es a veces cuestionado por el bajo crecimiento en su productividad, lo cual demora el desarrollo sostenible con equidad. La productividad en este sector crece de manera lenta por la fuerte concentración en actividades caracterizadas por un alto grado de informalidad y autoempleo. Otra característica de los servicios en LAC es su muy bajo nivel de internacionalización, dado que la mayoría de las empresas de este sector no exportan. Una de las preocupaciones recientes es la reducción en la participación de los servicios en las economías de la región desde el año 2000, principalmente a causa de la creciente importancia de la agricultura en un proceso de re-primarización de las economías de la región. No obstante, existen muchas actividades de servicios que, por contraste, son de elevada productividad, con una gran capacidad innovadora y que se insertan de manera exitosa en el comercio internacional, aunque su participación en el PIB y el empleo sea todavía menor. Algunos ejemplos de estas actividades dinámicas son los servicios empresariales, las finanzas y seguros, la innovación científica y tecnológica, los servicios informáticos y las telecomunicaciones. Con la automatización, robotización y la inteligencia artificial, se logrará aumentar de manera importante la productividad y el crecimiento y las exportaciones de servicios.

Para el BID el sector de servicios es crucial para el desarrollo sostenible de LAC, pues contribuye a darle un mayor dinamismo a la economía y crea empleo y bienestar. La innovación en el sector es esencial para asegurar un crecimiento robusto y competitivo de los servicios en la región.



Nuestra historia



Quienes conforman GFL

La Plataforma GFL ha sido desarrollada por la División Conectividad, Mercados y Finanzas (CMF) del Sector de Instituciones para el Desarrollo (IFD) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en cooperación con la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo (ALIDE) para apoyar el intercambio de experiencias de BNDs en la región sobre finanzas verdes a través de proyectos de cooperación técnica.

Esta plataforma es patrocinada por cooperaciones técnicas ejecutadas por el BID y BID Invest con recursos de:



4-fmencbn
5-danish
6-schweizerische
8-egeringskansliet
9-ndf
10-ministry-of-foreign


IDB

Sobre el BID

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.


BID Invest

Sobre BID Invest

BID Invest, miembro del Grupo BID, es un banco multilateral de desarrollo comprometido a promover el desarrollo económico de sus países miembros en América Latina y el Caribe a través del sector privado. BID Invest financia empresas y proyectos sostenibles para que alcancen resultados financieros y maximicen el desarrollo económico, social y medio ambiental en la región. Con una cartera de US$12.088 millones en activos bajo administración y 333 clientes en 24 países, BID Invest provee soluciones financieras innovadoras y servicios de asesoría que responden a las necesidades de sus clientes en una variedad de sectores.


Seguí nuestro movimiento verde

Twitter Facebook YouTube RSS
X