La Plataforma de Financiamiento Verde de América Latina y el Caribe (GFL)
es una plataforma de intercambio de conocimientos que se ha desarrollado
para responder a la demanda de los bancos nacionales
de desarrollo (BNDs), instituciones financieras del sector privado
y actores de los Mercados de Capital.


Conózcanos más
Son 12 iniciativas en las que el BID y BID Invest trabajan para promover instrumentos sostenibles para el desarrollo. Entérate que hace el banco en cada una de ellas por sector y país.
Bioeconomia
Economia Azul
ES-Mercados-FinancierosH
Riesgos Climaticos

ASG
Mecanismos Financieros para Energias Sostenibles
Plataforma de Transparencia de Bonos Verdes
Finanzas Verdes

Bonos Verdes Sociales y Tematicos
LAB
Reguladores del Mercado para el Desarrollo
Sector Privado
 
Localice todas
las iniciativas activas
en
la region.


Ver más
RECURSOS
  • Manténgase Informado sobre el Financiamiento Verde
Novedades


Hacienda realiza emisión inaugural del primer bono soberano sustentable en el mundo vinculado a los ODS de la ONU

Hoy México se convierte en el primer país en el mundo en emitir un bono soberano sustentable vinculado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) promovidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por un monto de 750 millones de euros. Con esta emisión, la Secretaría de Hacienda inaugura el programa de financiamiento sustentable de México y coloca al país a la vanguardia en la innovación de instrumentos de financiamiento sostenible. Además, la emisión permite al país ampliar su base de inversionistas al acceder a fondos internacionales comprometidos con el desarrollo económico sostenible. Actualmente, existen alrededor de 3 mil fondos de inversión sustentables que concentran activos por 800 mil millones de dólares en todo el mundo. El mercado europeo concentra 80% de estos activos. Con la emisión del bono sustentable, México tiene acceso por primera vez a este nuevo perfil de inversionistas. Este bono se colocó a un plazo de 7 años con vencimiento en septiembre de 2027, ofreciendo una tasa de rendimiento al vencimiento de 1.603% y pagando una tasa cupón de 1.350% (el segundo cupón más bajo en toda la historia de los bonos en euros emitidos por el Gobierno Federal). La operación alcanzó una demanda máxima de 4,800 millones de euros, equivalente a 6.4 veces el monto colocado, y contó con la participación de 267 inversionistas institucionales a nivel global. La colocación de este bono es un hito importante en el desarrollo e innovación de instrumentos de mercado para el financiamiento sostenible y confirma la confianza de los inversionistas internacionales en el compromiso del Gobierno de México por el desarrollo. Se estima que este bono fue adquirido por 78 nuevos inversionistas con una alta vocación y compromiso en políticas de desarrollo económico sostenible. La emisión está prevista en el programa de financiamiento para el 2020 y se encuentra dentro de los límites de endeudamiento neto autorizados por el Congreso de la Unión para el Gobierno Federal en este ejercicio fiscal. Por lo que no representa deuda adicional a la autorizada por el Congreso. Los recursos serán utilizados para el financiamiento general del presupuesto alineado con la Agenda 2030 y los ODS. Para poder acceder a los fondos de inversión sustentables, la Secretaría de Hacienda elaboró el “Marco de Referencia de Bonos Soberanos congruente con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Sustainable Development Goals Sovereign Bond Framework. Building Prosperity: Financing Sustainable Development Goals for an Inclusive Economy)”. Este documento fue publicado en la página oficial de la Secretaría y presentado ante los inversionistas internacionales en febrero de este año; cuenta con la opinión del “Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo” (PNUD), lo que convierte a México en un modelo a seguir para aquellos emisores soberanos que busquen complementar sus programas de financiamiento de impacto. Adicionalmente, el marco de referencia cuenta con una segunda opinión de la agencia VIGEO EIRIS, la cual ratificó que, México “(…) se alinea de manera coherente con su estrategia y compromisos de sostenibilidad abordando efectivamente los principales problemas gubernamentales que permitirán al país atender las problemáticas que los principios ODS buscan corregir (…)”. Es importante resaltar que con esta transacción el Gobierno de México logra los siguientes objetivos: -Colocarse a la vanguardia mediante la colocación del primer bono sustentable vinculado a los ODS, lo que confirma su innovación y liderazgo como emisor soberano dentro del grupo de economías emergentes. -Ampliar su base de inversionistas, (44% del total de la emisión fue asignado a cuentas enfocadas en inversiones sustentables). -Inaugurar la construcción de una curva de rendimientos con bonos sustentables denominados en moneda extranjera, con lo que busca atender la creciente demanda que existe por este tipo de instrumentos a nivel global. -Ofrecer al público inversionista una mayor transparencia en el gasto presupuestario; sumando fuerzas con PNUD, el bono se acompañará de un reporte de impacto vanguardista, apuntalado en la arquitectura institucional del país para seguimiento de la Agenda 2030. -Establecer referencias de tasa de interés que contribuyan al más bajo costo de financiamiento de corporativos privados y públicos a través de este tipo de instrumentos. -Con esta emisión México se consolida como líder en la innovación de instrumentos de mercado de impacto vinculados a políticas sustentables. La Secretaría de Hacienda reitera su agradecimiento con los inversionistas internacionales que ratifican su compromiso con las políticas y acciones del Gobierno de México para promover el desarrollo económico sostenible.


Primera “taxonomía” creada para identificar soluciones del sector privado para invertir en adaptación y resiliencia climática

NUEVA YORK, El Lightsmith Group ("Lightsmith") publicó hoy la taxonomía de soluciones de adaptación ASAP ("taxonomía ASAP"). Este es el primer conjunto de definiciones y criterios de elegibilidad revisados por pares que se centran específicamente en las soluciones de adaptación climática que ofrecen las empresas del sector privado. La taxonomía ASAP se desarrolló a través del Proyecto Acelerador de Adaptación SME (“ASAP”), que cuenta con el apoyo del Fondo Especial para el Cambio Climático (SCCF) del Fondo Mundial para el Medio Ambiente, Conservación Internacional, el Banco Interamericano de Desarrollo y BID Lab. Se basa en definiciones y estándares internacionales existentes en torno al financiamiento climático, como la Taxonomía de Finanzas Sostenibles de la Unión Europea, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, el Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con el Clima (TCFD) y el Centro y Red de Tecnología del Clima de la CMNUCC (CTCN), entre otras, para fomentar la armonización y su adopción. La taxonomía ASAP ha sido revisada por un panel de expertos globales y se está aplicando activamente para identificar empresas privadas en todo el mundo que ofrecen soluciones de adaptación climática. Ver reporte de prensa completo en idioma inglés aquí. Acceder a la Publicación completa de Taxonomía de Soluciones de Adaptación ASAP aquí.


Lo que resta por hacer para introducir más bonos verdes en el mercado

El mercado de bonos verdes, aún en desarrollo en Brasil, tiene potencial de crecimiento. Según los últimos datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la emisión de títulos de deuda temática, los llamados “bonos verdes, sociales o sostenibles", totalizaron 328.000 millones de dólares en todo el mundo el año pasado, un 57% más que en 2018. Pero América Latina y el Caribe sólo representaban el 2% de ese total. Creado para promover el financiamiento sostenible en el país, el Laboratorio de Innovación Financiera (LAB) realizó una encuesta entre los posibles emisores e inversores para entender los incentivos y oportunidades necesarios para participar en este mercado. Por parte de los emisores, el 4,6% citó como factor un mejor precio. Los cambios en los marcos regulatorios, por ejemplo, harán posible una mayor cantidad de activos disponibles. Por parte del inversor, los bonos verdes tendrían que tener precios más atractivos y competitivos (6,43%). Los inversores están interesados en la sostenibilidad, pero siguen viendo su decisión de inversión ligada al rendimiento ajustado, según el riesgo y la liquidez. El desconocimiento tanto del mercado como del destino de los recursos es una de las mayores barreras para la entrada de nuevos agentes en el mercado de bonos temáticos, según la especialista en finanzas del BID, Maria Netto. Ante la necesidad de una mayor transparencia, dado que el 47% de los emisores de bonos en América Latina aún no informaban sobre el destino de los fondos recaudados y los impactos de los proyectos, el BID creó una plataforma de transparencia sobre estos activos.



Videos





SPONSORS

 
IDB-en
INICIATIVAS RELACIONADAS

 
X