A pesar de que en un primer momento la bolsa fue el principal reclamo de inversión verde -con la creación de diversos índices que buscaban reproducir el comportamiento de la economía verde-, la renta fija le ha robado el protagonismo en los últimos años. El mercado de bonos verdes alcanzó el año pasado un tamaño del entorno de 160.000 millones de dólares después de registrar un crecimiento del 70%, pero todavía tiene mucho camino que recorrer.

EL ECONOMISTA
Noticia Completa: http://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/9290024/07/18/La-inversion-verde-se-abre-paso-en-el-mercado-de-deuda.html

  • es