BID apoya segunda fase de la agenda de cambio climático de México

BID apoya la agenda de cambio climático de México
noviembre 17, 2010

Nuevas medidas ayudarán a mitigar los impactos y a reducir la vulnerabilidad ante el cambio climático en los sectores de energía, transporte, agricultura, turismo y recursos hídricos.

México implementará un ambicioso programa de cambio climático que incluye la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero y el fortalecimiento de las instituciones a cargo de este tema, como parte de un paquete financiero aprobado ayer por el Banco Interamericano de Desarrollo.

Estas actividades forman parte de las medidas que México se ha comprometido a llevar adelante de acuerdo con los términos del Préstamo en Apoyo de Reformas de Políticas (PBL, según sus siglas en inglés) por US$400 millones que fue aprobado por el directorio ejecutivo del BID.

El PBL es un instrumento flexible, de rápido desembolso, que facilita recursos al tesoro mexicano para financiar sus programas prioritarios. Como parte del acuerdo con el BID, México implementará actividades específicas contempladas en su Estrategia Nacional de Cambio Climático, y cuyos resultados deben ser verificados antes de proceder al desembolso de los fondos.

Este es el segundo préstamo aprobado por el BID en apoyo a la agenda de cambio climático de México. Dentro  del primer PBL, que ascendió a la cantidad de US$200 millones, y que fue aprobado en noviembre de 2008, México inició un estudio de gran trascendencia sobre el impacto económico del cambio climático en su territorio. Los resultados del estudio muestran que los costos de mitigación y adaptación al cambio climático en México podrían ser considerablemente menores que los costos de “no hacer nada”.

Basado en los resultados de ese estudio, el Gobierno de México implementará ahora un Programa Especial de Cambio Climático (PECC), que establece objetivos de mitigación y adaptación a corto y mediano plazo, con resultados medibles en los sectores prioritarios, como agricultura, turismo y gestión de los recursos hídricos.

“México es una de las pocas economías en desarrollo que está adoptando metas de reducción de emisiones antes de la conferencia sobre cambio climático de las Naciones Unidas sobre que se llevará a cabo en diciembre en Copenhague”, dijo Juan Pablo Bonilla, jefe de la Unidad de Energía Sostenible y Cambio Climático (SECCI, según sus siglas en inglés) del BID. “El gobierno ha establecido objetivos que podrían conducir a una reducción del 18 por ciento de las emisiones en 2012, colocando de ese modo a México a la vanguardia del movimiento mundial para reducir  las emisiones”.

El Gobierno de México también ha establecido una nueva Dirección General de Políticas de Cambio Climático al interior de  la SERMANAT (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales), encargada de formular la política climática, así como de la implementación y monitoreo del PECC. Esta decisión ayudará a consolidar los esfuerzos para vincular el conocimiento científico y técnico, bajo la responsabilidad del Instituto Nacional de Ecología (INE), con la formulación de políticas públicas a escala federal y estatal.

Finalmente, de acuerdo con los términos del nuevo PBL, México pondrá en marcha una serie de mecanismos financieros para impulsar inversiones en energías renovables y eficiencia energética. Estas decisiones involucrarán al Fondo de Transición Energética que fuera establecido en el marco de la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética (LAERFTE) recientemente adoptada por México, así como la expansión de los mercados de carbono y nuevos programas para financiar energía verdes a través de los bancos de desarrollo en México (como NAFIN).

A comienzos de este año, México se convirtió en el primer país en someter un plan de inversiones para consideración bajo el Fondo de Inversión para el Clima  (CIF, según sus siglas en inglés), un programa conjunto de los bancos de desarrollo multilateral. En particular, México ha solicitado fondos al CIF para financiar un programa de eficiencia energética enfocado en las viviendas y para proyectos de energía eólica, que se espera sean aprobados en el curso de este año. Si así fuera, estos proyectos serán cofinanciados entre el BID y el CIF.

El BID ha comprometido más de US$5 millones en donaciones de cooperación técnica a diversos programas de cambio climático en México, en el marco de su Iniciativa de Energía Sostenible y Cambio Climático.


Fuente: www.iadb.org




Español
X