La agricultura baja en carbono en Brasil puede beneficiar a los agricultores y frenar el cambio climático

En los últimos años, Brasil ha desarrollado estrategias para garantizar la sostenibilidad de su agricultura y silvicultura. Durante casi una década, hasta 2012, Brasil había logrado reducir su tasa de deforestación en un 83%, un éxito logrado en parte debido a la aplicación y cumplimiento de leyes gubernamentales y a las políticas públicas, como los programas de monitoreo satelital de deforestación del INPE (Instituto Nacional de Investigación Espacial, por sus siglas en portugués) y el Plan de agricultura baja en carbono (Plano ABC). Sin embargo, en 2019 la deforestación en la selva amazónica aumentó en un 85%, a su tasa más alta en más de una década.

El proyecto Rural Sustentável, que recientemente concluyó su primera frase, está siendo financiado por el gobierno del Reino Unido en colaboración con el Ministerio de Agricultura de Brasil. El proyecto, implementado por el BID, busca formas de promover un cambio en el comportamiento de los agricultores, alineando la productividad agrícola y la mejora de sus ingresos con la conservación de los recursos naturales y la reducción de la deforestación.

Conocé mas sobre este proyecto que tiene como objetivo promover la adopción de tecnologías “climáticamente inteligentes” en las prácticas de producción de los pequeños y medianos agricultores, que son más vulnerables al cambio climático.

por Barbara Brakarz
Ver Blog completo aquí: BLOGS BID

Español
X